"Control Z"

24 de agosto de 2010




No había caído en la cuenta del poder de esta metáfora hasta que una joven hace pocos días, en una conferencia que di en el Congreso, en un acto organizado por la fracción parlamentaria del PRI, me hizo ver sus posibilidades. No recuerdo su nombre y lo lamento, todo transcurrió muy rápido y el cierre solemne con foto para la prensa y entrega de reconocimiento, no me permitió ubicarla después. La cito sin nombre, pero si ella lee esto, le pido que aparezca y reclame la autoría de su metáfora: “control z”.
En esa charla intenté colocar algunos de los temas que para mí son más relevantes en torno al aceleramiento tecnológico de la época y a las transformaciones en la subjetividad y en la cultura política de los jóvenes. Pero más allá de lo que yo hubiera podido aportar desde mi investigación y mis análisis, lo interesante ocurrió durante el debate. Frente a esa mesa enooorme, esa bandera gigantesca que marea, esa retórica oficiosa y oficial de los personeros del poder, transcurrió frente a mí, la diversidad juvenil del México contemporáneo. Jóvenes engominados queriendo parecerse en sus gestos y su prosa a los políticos que de tan tradicionales son una caricatura, jóvenes anarcos que escuchaban con mirada incrédula y ganas de gritar consignas; jóvenes que estudian y que quieren entender el país para entenderse a sí mismos. Diputados, los menos. Políticos, ayudantes, colegas. Una infinidad de rostros y posiciones.
Tres fueron las ideas centrales que intenté conversar y poner a discusión: la inmediatez que posibilita la tecnología, la instantaneidad en la opinión y en el acceso a la información y a otras subjetividades en acción; la gratificación de una reciprocidad instantánea que favorece el empoderamiento del “yo autor” que las redes sociales y los blogs, como nuevos dispositivos de comunicación permiten a sus usuarios, alimentando la sensación de que el mundo es asimilable, decible, manejable a través de un post y los comentarios que detona; y, finalmente, la fisura en el monopolio de la voz legítima y autorizada a la que están acostumbrados los grandes medios y los políticos. En las redes cada “nodo” es importante, cada post, cada pronunciamiento desestabiliza el sistema de jerarquías en las formas de comunicación de la modernidad. Los jóvenes son expertos en el manejo de estas tres dimensiones: inmediatez, reciprocidad y desjerarquización de las comunicaciones.
Más allá de los matices, las derivas, las bifurcaciones de mi propio discurso en acción, intenté construir un espacio de escucha y un espacio crítico en torno a las lógicas del poder. Pero, como me sucede casi siempre, son los propios jóvenes los que me dan las claves de lo que acontece e iluminan mis análisis con sus propios análisis. Si, efectivamente, estamos en momento que me gusta llamar “giro civilizatorio”, si efectivamente, pese a todos los matices necesarios y las críticas fundamentales en torno a las desigualdades en el acceso, los dispositivos tecnológicos favorecen la emergencia de un nuevo sujeto político, es fundamental asistir a su encuentro provistos de herramientas distintas.
Por ello, la idea de esta joven anónima me pareció fundamental. En su intervención señaló que las condiciones adversas que enfrentan muchos jóvenes cotidianamente los llevan a la opción “control z” y ella acudió al ejemplo de la “píldora del día siguiente”: tengo una relación no protegida? “control z”. Y más allá de este ejemplo puntual pero demoledor, voy a la explicación de esta función y encuentro lo siguiente: ?
¿Qué quieres hacer?
• Deshacer la última acción o acciones realizadas
• Rehacer las acciones que se han deshecho
• Repetir la última acción

No encuentro una mejor manera de iluminar (benjaminianamente hablando), lo que está sucediendo en territorios juveniles. Frente a las condiciones de precarización estructural (pobreza, ausencia de oportunidades, desprotección, inclusión desigual), el “control z” representa para un enorme número de jóvenes la posibilidad de controlar –precariamente-, sus acciones. Deshacer, rehacer lo ya descartado, repetir. Borrar o rearmar en una contingencia que no da tregua, un futuro que se les escapa. Control Z, control Z.

p.d. “Lo que deberíamos tratar de resolver es por qué 7.4 millones de jóvenes no están donde deberían, es decir, en la escuela. No podemos caer en el error de considerar que las cifras son sólo números, son historias”. Manuel Gil Antón (UAM)

6 comentarios:

L3kz dijo...

Ah! Esto del control Z me recuerda a varias apps que circulan por face entre l@s morr@s desde hace unos 4 meses, más o menos:

Con 176,212 que "les gusta"

http://www.facebook.com/#!/pages/A-la-Vida-le-falta-un-CtrlZ/175439955963?ref=ts

Con 95,778 que les gusta:

http://www.facebook.com/CtrlmasZ?ref=ts

Será complicado saber si esta chica es realmente la autora, o como sucede en general, hay varios autores simultáneos en tiempo con localidades geográficas distintas.

Pero más allá del asunto del Ctrl Z en face y sus movimientos de adherentes, creo que arrojas ideas harto interesantes y pertinentes de análisis... otra pregunta que yo haría sería si es posible realmente para l@s chav@s tener aceso a Ctrl Z's... ¿quién sí? ¿Quién no? Y me vienen a mi mente experiencias de chav@s que actúan tradicionalmente ante embarazos no deseados por falta de info, por ejemplo (sólo una vertiente para desmenuzar las ideas que compartes).

María Tenorio dijo...

Rossana:

Aporto otra variante del "control Z": si uno hace una "cagada", control Z. Pero hay muchas "regadas" de la vida que uno no puede deshacer con control Z.

Saludos desde San Salvador,

María

Rossana dijo...

cierto, hay muchas variantes posibles del control z...la considero una metáfora interesante y potente para explorar la agencia (minimizada) de muchos jóvenes....seguiré pensando, gracias Leks y María por sus comentarios

Kwoon Feng Huang dijo...

es tentador voltear a ver a la fisica cuantica como metáfora (o realidad) cuando el control z, permite una ruptura en el flujo continuo del tiempo, desviandolo ¿a placer?

Rossana dijo...

mmm...interesante Kwoon...los matices resultan fundamentales...a placer; sin opción; sin control alguno sobre las condiciones de su producción...en el fondo me parece que esto habla de la agencia posible entre los jóvenes, un tema que me desvela...saludos y gracias

caselo dijo...

Copiar y pegar Rossana. Contundente la metáfora de su interlocutora. Las nuevas tecnologías, como usted anota, han contribuido al surgimiento de un nuevo sujeto social y político. Ahora la información circula de manera más amplia y no sólo por los canales oficiales o los grandes monopolios de la información. Creo, además, que en este nuevo orden inclusive la percepción del tiempo y del espacio han cambiado.
Muy grato conocer su espacio. Seguiré navegando por este mar de actualidad, análisis e inquietudes. Un abrazo desde Colombia

Carlos Eduardo

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Newspaper II by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP