Protesta y dolor en 72 palabras. Plegaria de la sangre

31 de agosto de 2010

El 26 de agosto de 2010 se hizo pública la masacre de 72 personas migrantes, mujeres y hombres, menores de edad, en México. La tragedia colocó al centro del debate público, la fallida estrategia del Estado Mexicano en su lucha contra el narcotráfico. Se asumió como verdad incuestionable que “los Zetas” eran los perpetradores de esa masacre; no se cuestionó la versión oficial, como en muchas otras ocasiones. Pero más allá, de la falta de información veraz y oportuna, estas 72 personas movilizaron las fibras y raíces de la solidaridad. Un movimiento “negro”, enlutado acompañó a los jinetes de las redes cibernéticas. Hoy, los blogueros, hartos de una espiral de violencia, hacemos nuestros estos pensamientos colectivos, producto de esa inteligencia viral y política que se gesta en el ciberespacio. Alto a la violencia, alto a las muertes, alto a la impunidad.
Por los 72 migrantes masacrados y los que fueron antes; por los más de 28 mil muertos en la llamada “guerra” contra el narco, por las madres en Ciudad Juárez, en Tamaulipas, en Monterrey, en Sinaloa; por nuestra geografía fracturada; por los niños a la deriva; por el silencio, por el estruendo, porque estamos cansados, venimos a decir basta. Somos muchos y esta es nuestra voz y nuestra mirada


Sed. Cansancio. Miedo. Raíces pegadas a las plantas de los pies; raíces que arrastramos desde lejos. El cuerpo desconoce los sonidos del aire. Ajena la sal de los entierros. Voces. Gritos. Y el murmullo es mundo de silencios. Grieta. 72 nombres hechos plegaria de la sangre. Nada. Polvo incrustado en la mirada. Pieles secas bajo el sol gris del mediodía. Susurros que cuentan el espanto al oído. Muertos en tierra de muertos.
Sandra Lorenzano (escritora)

"Somos nuestros antepasados. Nuestra fuerza es por los que estuvieron. El futuro es incierto, pero nosotros estamos aquí. En nuestro presente, cuánta fortuna y cuánta desdicha, cuánto horror y cuánta esperanza". Roxana Martel (académica)

Porque el miedo no es tan grande como para someter a nuestra voz; aquí está nuestro coraje para denunciar lo que nos carcome poco a poco, la intolerencia, el odio, la injusticia, la violencia. Y después de gritar, manos a la obra que el futuro se construye y depende de quien le meta talacha, ya dejamos un buen rato la obra encargada y se cae a pedazos, momento de ensuciarse la camisa.
Darío Beltrán


Qué tienen de especial éstas 72 muertes más, cuando hay cálculos de 1 asesinato por hora hasta mitad de 2010? (Excelsior, Junio 2010)). Es adivinar el desamparo y la indefensión de quienes viajan por territorios desconocidos en búsqueda de un imaginado futuro mejor. Es sospechar otras respuestas, o por lo menos intuir que hay más preguntas. Es el drama del sobreviviente y el dolor del viajero que llevamos dentro, seamos o no migrantes.
Esperanza Martínez




Morir, Dormir, quizás Soñar…
Obligados a dejar el hogar buscando mejor condición de vida.
Viaje infrahumano anhelando llegar al borde, cruzar la última frontera…
El canto de las sirenas, espejismos, el American Dream.
Su existir ya era difícil, pero ¿truncar la vida…, así…?
Homo homini lupus.
Pesadilla que era lejana y que hoy vivimos a diario ante el deshonroso silencio de quien debiera gritar.
La barbarie nos invade, la involución, la noche.
Edgar Castelán

http://www.youtube.com/watch?v=hun0JfKHcjk

La terrible violencia que se vive en México es una prueba del abandono en el que está la mayoría de la población del país por parte de las instituciones. No debemos permitirnos ser víctimas de la inoperancia de estado, es hora de alzar mucho más fuerte la voz y accionarnos mediante la reflexión para mejorar nuestras vidas y llegar a la paz que nos convertirá en los únicos dueños de nuestro futuro.
Fabián Ramírez

Es una vergüenza, sí, que pasen aquí estas cosas. Pero no finjamos asombro ante eventos que resultan cotidianos a lo largo y ancho del territorio nacional. En México es delito regalar agua o comida a un migrante ilegal. En México, todos hacen escarnio del migrante ilegal: Policías y crimen organizado. Para que no vuelva a suceder una masacre así, ni una sola muerte, que se abra la frontera para todos.
Christian Zúñiga



Utopía como momento donde no existe la mentira, ni el delito de parecer, ni la necesidad de migrar; donde no importa de dónde eres o a dónde vas, eres bienvenido y apreciado; donde eres invitado a colaborar, a enseñar, a aprender, a crear. Momento donde el dinero no importa, porque todos tenemos lo suficiente y un poco más; donde la vida se venera y se protege. Momento donde somos uno y todos.
Esteban Contreras Vázquez


Basta de escuchar “quién sabe en qué estaban metidos” como justificación de muertes inexplicables, basta de vivir en apatía ante un estado de guerra, basta de ver a nuestros jóvenes en peligro, basta de vivir siempre con temor, basta de esperar que esta situación se mejore sola, basta de mentiras de nuestros gobernantes, ¡basta y mil veces basta!
No me acostumbro al índice mortal, a las portadas sangrientas, reportes del frente
Gabriela Rabenbauer




Este de la foto, es mi presidente (http://www.jornada.unam.mx/2010/08/28/) y es obvio que algo ha salido mal, que algo se ha hecho muy mal y que no se ve una luz en el camino.
La matanza de los 72 migrantes ha sido una guerra a la que hay que ponerle fin, pero que alguien, solo una persona me diga: ¿por dónde hay que comenzar? Yo hoy, no lo veo. Estoy cansada y tengo miedo
Judtih Ortega

(2008) Niños migrantes en la mira de los Zetas (2009) Rescatan rehenes de los ‘zetas’ en Tamaulipas. Migrantes, viaje al infierno del secuestro. Migrantes se involucran como mulas de los narcos. Enfrentamientos entre narcos y emigrantes dejan 21 muertos en México. Los Zetas: Migrantes matando migrantes. (2010) Hondureños cuentan horror de los Zetas. Migrante violada por los Zetas. Aumentan secuestros contra migrantes. Encuentran 72 migrantes muertos en Tamaulipas.
¿Y qué han hecho?
Alicia Calderón

El discurso oficial asegura que quienes han muerto en estos últimos años peleaban de un lado u otro, que el ciudadano de a pie, honrado y trabajador, no tiene nada que temer, hoy se reitera falso.
Los mexicanos, usted y yo, porque cada uno de los muertos nos lastima y nos diezma, no somos bajas lamentables ni un mal necesario. Estamos pagando el cruento costo de una guerra que no es ganable y que no elegimos.
Valentina Mota

Poder, recursos, violencia institucional, daños colaterales, franca recuperación económica, guerra, victorias, propaganda, demagogia, mercadeo de la cosa pública, balas, granadas, miedo, violencia indiscriminada, mercados ilegales, corrupción, ganancia por encima de todo, más poder, más ganancia. Este es el lenguaje del crimen organizado y el gobierno, nosotros somos colaterales, casualidades, intrusos en una guerra librada por nuestra libertad, por nuestro bien. 28,000 muertos después ¿cuál es el lenguaje que tenemos que aprender a hablar para recuperar nuestro lugar? Rafael Navarro



En las fronteras mexicanas miles de personas escriben en su cuerpo el anhelo de encontrar un lugar para la vida. En la desesperada búsqueda, encuentran persecución, represión, simple abandono a lo más terrible de la indignidad, o sicarios que les masacran por placer, casi como simples arquitectos del espanto.
El horror amplía los límites de lo decible, una vez más la realidad supera la ficción. ¿Hasta cuándo Calderon?
Judith Gerbaldo

Actuamos y nos movemos por estas 72 vidas y por muchas más. Defendemos la vida
con fuerza, energía y vitalidad. Nos enlazamos para cuidar muchas otras vidas y seguimos apostando a que vale la pena vivirlas.
Claudia Laudano




Elegir
Antes nuestra historia estaba llena de opciones, podíamos elegir sobre cualquier cosa, ahora en nuestro México se han reducido las posibilidades. Ya no puedes elegir, debes ser como ellos quieren que seas. Ahora Elegir implica más, implica cuestionar, soñar, creer, tener esperanza, sentirse capaz, amar, intentar. Yo elijo seguir eligiendo, dudando de aquellos y creyendo en nosotros, creyendo en las posibilidades, eligiendo el otro México Posible.
Chío Medina

72 migrantes masacrados nos devuelven la realidad. Nada habrá sido en vano si somos capaces de convertir estas muertes anónimas en motivos para la rabia, el dolor compartido, la acción. Miles de cuerpos inermes hoy, guardan la memoria de estos días violentos y complejos. Nunca más en mi nombre ninguna guerra. Nunca más en mi nombre decretar la frontera entre los muertos “buenos” y los muertos “malos”. Por los jóvenes y los niños, el país de vuelta. No más.
Rossana Reguillo

Luto Activo…aquí varios pensamientos


DE CIERTO ESTOY SEGURO QUE EL FUTURO YA NO LO HACEN COMO ANTES". Javier Mendoza Aubert

Parafraseando a un líder Guatemalteco:
"Nosotros ponemos los muertos, ustedes las armas..."
Atte. Los NINIS-MEXICANOS (su producto) Sergio Gómez Partida

Si guardáramos un minuto de silencio por cada uno de los 28 mil mexicanos muertos en la guerra contra el narcotráfico pasaríamos 19 días y medio, mudos. ¿de qué sirve el silencio?
Jabaz Monero

12 comentarios:

arturo gonzalez dijo...

Muy buena entrada
Doctora buena sintesis

ecdgdl dijo...

Rossana, Gracias por el esfuerzo, ha quedado muy bien ... seguimos en el alertar... en el no quedarnos callados ante tanta violencia

ecdgdl dijo...

Rossana, Gracias por el esfuerzo, ha quedado muy bien ... seguimos en el alertar... en el no quedarnos callados ante tanta violencia

metroid311 dijo...

Lo peor es que estos criminales tienen nombre y familia, conocidos y secuaces.

Esta gente conoce sus crímenes y conoce sus fechorías y aun asi no dice nada, no hace nada.

Claudia Nieto dijo...

Realmente mi corazón se estremece, al saber que personas a diario se enfrentan antes estos peligros, y estos 72 ciudadanos del mundo, necesitan personas como Rossana que no callan. Gracias por escribir y abarcar de esta manera este acontecimiento.

Anónimo dijo...

Muy bien, ya pueden todos y todas cobrar con la conciencia "limpia" su onerosa quincena por hablar sobre los pobres y las malas autoridades, e irse a celebrarlo a Tony Roma's.

caselo dijo...

Rossana, un saludo desde Colombia. Me uno a las voces que se levantan para decir "Basta ya". En mi país todavía estamos pagando un precio muy alto. El narcotráfico se incrustó en toda la sociedad y es lamentable que hoy los canales privados de television, lancen con bombos y platillos series como "El cartel de los sapos" (creo que en México la transmiten"). Convertir semejante crimen en un éxito de raiting es también un acto criminal. Le envío un abrazo desde Colombia, muchas gracias por este post.

Carlos Eduardo

Anónimo dijo...

Un abrazo enorme desde Panama... estamos atentos. Alexandra

Mauricio dijo...

Ahora sus nombres saldrán en los diarios, se dirán en la radio y en la televisión, pero ellos no leeran sus nombres, ni oirán las sílabas de sus apelativos. Ahora de esos "que nunca sabe nadie de dónde son", sabrá el mundo quiénes son. Los 13 salvadoreños (y sumando) que no pudieron pasar de Comala, a los que los mataron los rumores de Pedro Páramo, sólo son un recuerdo, unas hojas de un libro que se deshace sin historia. Y el Presidente Funes irá a México a hablar con Felipe Calderón, sobre la masacre pero no se irá por Tamaulipas. Y se darán la mano y firmarán un acuerdo que se base " en propiciar un diálogo de franca distensión que les permita hallar un marco previo que garantice unas premisas mínimas que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz de este a oeste y de sur a norte, donde establecer las bases de un tratado de amistad que contribuya a poner los cimientos de una plataforma donde edificar un hermoso futuro de amor y paz" (Serrat). Mientras tanto otros imigrantes seguirán tratando de pasar al primer mundo, sabiendo que pueden llegar al otro mundo.

M Yanes

Juan Manuel dijo...

Buscar las palabras a la medida para expresar nuestro sentir, es una tarea siempre difícil.
En esta magnifica entrada, tengo la seguridad que esta expresado, muy atinadamente esa mezcla de protesta, de miedo, de tristeza, de impotencia, de admiración y de coraje, que esta presente en todos los mexicanos, ante este terrible echo. Gracias Rossana y si me permites, lo recomiendo.

Macuache dijo...

Tal vez no sea tan letrado como la autora, pero en lo personal no creo que dejando esta guerra se termine la violencia, incluso de continuar es difícil terminar con una actividad tan arraigada en algunas zonas del país como es el narcotráfico, creo que es un problema de educación, pero no olvidemos que siembre ha habido muertes, masacres de gente inocente.
Si terminamos con esta guerra no terminará la violencia o la impunidad y creo que es erróneo apuntar al presidente como único responsable...
Porque los periodistas que saben y hasta conocen a la gente involucrada en el narco no hacen o dicen nada? Por supuesto por miedo y no los culpo pero porqué juzgamos sólo a los que podemos, le echamos la bolita a los cómodos, buscar al culpable más próximo.

No justifico de ninguna manera la violencia pero me parece que si todos la hemos pasamos mal es justo que esta gente que tanto daña a la sociedad sea enfrentada sin miedo y de frente porque su fortaleza radica en la intimidación y no les queda de otra porque son menos.

Hay que dejar de buscar a los criminales? hay que dejarlos en paz? que vivan su impunidad para que sigan matando en lo obscurito?
Hay que dejar las labores de inteligencia porque salieron respondones y nos da miedo?
Hay que darles chanza porque pensabámos que se iban a entregar todos sin decir nada?

Entonces, si las autoridades deciden dar marcha atrás, nos toca a nosotros poner la cara, defender y denunciar.

Como ciudadano estoy listo, mi vida por los míos, pero y todos los demás???

Georgina dijo...

¡ BASTA! Ni un muerto más por salir a buscar una vida digna.
Basta de los atropellos de las "autoridades" mexicanas y de las estadounidenses y de los discriminadores.
Basta de la sangre de nuestros pueblos.
Exijamos justicia. Denunciemos en todas las formas posibles estos atropellos y asesinatos.

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Newspaper II by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP